Archivos por Etiqueta: Artículos

[Territorio] Asamblea Territorial de Chonchi (ATCh) y su compromiso con la comunidad

Posiblemente no fue fácil para ninguna Asamblea Territorial, que haya sobrevivido post 18-O a la diversidad de posiciones de sus participantes, el decidir cómo abordar el “proceso constituyente” que de abril se aplazaba hacia el reciente 25 de octubre. No fue fácil, porque la calle organizada reclamaba (y continúa haciéndolo) una Asamblea Constituyente (AC) popular y soberana. Demanda que, entre tanto sacrificio humano, ningún territorio estaba propuesto a tranzar. Pero, tras cocinar el gobierno y la oposición un “pacto social” entre cuatro paredes, se desvió la demanda de la revuelta popular por una AC, hacia una mutación constituyente que presentó otro escenario, distinto de lo esperado.

Este escenario se ejecutaría con o sin la participación del pueblo. Es decir, se corría el riesgo de, tras una planificación político-estratégica, trabajar en pro de este proceso constituyente por el Apruebo, o ceder territorio y que en el proceso tomara fuerza el Rechazo. Entre otros tantos factores a analizar y discutir, y siendo los mencionados solo algunos, la Asamblea Territorial de Chonchi (ATCh), tras un intercambio colectivo de posiciones, optimismos y resquemores con respecto al plebiscito que se avecinaba, optó por contribuir en la comuna con una campaña informativa y de agitación que, desde el mes de septiembre en adelante comenzó a tomar forma, a través de un comunicado que puedes revisar acá.

Casi todos los países en el mundo desde hace ya casi un año, hemos experimentado la pandemia por COVID-19. Chile ha sido uno de esos países, en tanto que el Archipiélago de Chiloé junto a su población, también ha estado sujeta a la crisis sociosanitaria y socioeconómica que este fenómeno, generado por la expansión demográfica, la explotación de la naturaleza como recurso a escala global, trae consigo como consecuencia. Esta experiencia, a pesar de ralentizar la revuelta popular en las calles, no hizo más que fortalecer las reflexiones internas gracias a una suerte de repliegue. Mientras en paralelo, observábamos como población las consecuencias de la privatización del modelo de salud durante la dictadura cívico-militar y las medidas de austeridad del Banco Internacional, que mercantilizaron un derecho humano básico.

Las y los heridos y asesinados por el Estado en la revuelta popular, sumados a las y los enfermos y muertos por la pandemia, en ambos casos personas: hermanas y hermanos, de los sectores más vulnerados del país, no hicieron más que confirmar la posición consensuada en septiembre por las y los integrantes más activos de la ATCh. Así fue como se generó un despliegue comunicacional por redes sociales digitales, por medio de la generación de infografías que tenían por objetivo entregar a la comunidad chonchina un mensaje que redujese la confusión con respecto al plebiscito del 25 de octubre. Infografías que también buscaban visibilizar la amplia historia de precarización de la vida y la naturaleza, a la que ha estado sujeta la población del país y del archipiélago. En el mismo mes de septiembre, se realiza en la comuna una velatón por las y los detenidos-desaparecidos y asesinadas-os en el territorio durante la dictadura cívico-militar.

Otros hitos de gran relevancia fue el tener encuentros con la comunidad, en espacio abierto y público, con todos los resguardos sanitarios necesarios, donde fue posible no solo conversar, sino que, además, acoger todas las dudas e inquietudes expresadas por las personas, las que se utilizaron posteriormente para mejorar y fortalecer la campaña. Además, ya en el mes de octubre, como no se registró antes en la historia de la comuna, se convocó abiertamente a la comunidad a formar una “caravana por el Apruebo” , que reunió a más de 50 personas y alrededor de 40 vehículos que transitaron por distintas calles del pueblo, entregando un mensaje claro: Apruebo, + Convención Constitucional. Puedes revisar videos acá.

En el mes de octubre, vecinas y vecinos de la comuna se grabaron a sí mismas-os en videos donde entregaban diversos argumentos por una nueva Constitución de Estado Plurinacional que, tras ser editados, se difundieron como forma de invitación a participar del proceso, para que nadie quedara fuera de este periodo histórico. Mensajes que tuvieron muy buena acogida por la comunidad chonchina, que opinó y compartió este material entre sus redes. Naturaleza, Pueblos Originarios, Género, Salud, Educación, Trabajo, y tantas otras, fueron las consignas expresadas en una serie de capítulos audiovisuales que gradualmente fueron compartidos por la ATCh.

Autora: María Ignacia Padilla, estudiante de Geógrafa https://www.instagram.com/p/CG3NiJSFD16/

Llegada la fecha del plebiscito ya no quedaba más que la participación libre y autónoma de la comunidad chonchina, así como la de cada integrante de la ATCh. Siendo ya cerca de las 22:00 horas del 25 de octubre, comenzaron a visualizarse los primeros conteos de votos y la opción Apruebo + CC ganaba con altos porcentajes de diferencia contra el Rechazo. En varias ciudades del país se celebraba en las calles, a modo de reconocimiento por tanto esfuerzo, sacrificio y pérdida.

En comparación a otras votaciones, de periodos electorales, en la comuna de Chonchi la participación en el plebiscito fue menor. Aun así, según un análisis realizado con los datos entregados por el SERVEL, el pueblo chonchino mantuvo la tendencia nacional con respecto a un alto porcentaje de votación por el Apruebo. Aunque lejos de una AC soberana y popular, como se mencionó anteriormente, entre optimismo y resquemores, el pueblo decidió y en grande.

Rápidamente la noticia circuló por distintos países del mundo, en particular mencionando que la de Chile sería una de las primeras constituciones en la historia de la humanidad redactada con paridad de género. ¿Esto se lo debemos a la clase política, al gobierno de turno y a la oposición?… NO!, sin duda esto es fruto de un trabajo que por décadas se ha generado en diversos territorios en resistencia alrededor del país, fuerza que desencadenó finalmente en la revuelta popular del 18-O y en esta nueva posibilidad de decidir democráticamente sobre nuestro presente y futuro. Eso sí, aun queda mucho por delante, y sin duda el imperio del capital pondrá trabas al proceso por medio de los títeres ubicados en el gobierno y en la oposición. ¡Que el Pueblo decida!, es una consigna común en las y los integrantes de la ATCh, organización de base que seguirá movilizada paralelo a cualquier institución, partido e intereses patriarcales. Además de, sin duda, continuar en la búsqueda del sendero hacia una AC y una nueva Constitución.

Por: Asamblea Territorial de Chonchi

Imágenes del verano del 2020, en que integrantes de la ATCh pintaron murales en algunas paredes del pueblo. El mensaje era claro, hasta el día de hoy lo es. ¡La historia y la cultura en la memoria!

[Artículo] Crisis de la Escucha en la conexión entre personas

Crisis de la Escucha en la conexión entre personas

 

Vicky

María Victoria Venegas Castillo.
Profesora de Historia y Ciencias Sociales.

 

depositphotos_83901774-stock-photo-native-brazilians-girl-smiling-atComo seres humanos tenemos la capacidad de aprender de todo, nuestra vida debiera ser un espacio en el que fuera posible inventarnos a nosotras y nosotros mismos, sin embargo esa posibilidad no la experimentamos, aprendemos lo que debemos aprender para ajustarnos en la sociedad y es difícil entender cómo salir de ese engranaje, ya que es un acomodo que se condiciona desde la primera infancia, desde esa primera vez que negaron la experiencia que nos hizo bien o nos hizo muy mal, o cuando limitaron la atención y el amor a las expectativas de quienes cuidan o con quienes te relacionas. Desde lo académico, en la escuela nos enseñaron a leer, escribir, sumar, restar, y otras disciplinas orientadas a formar piezas de ese mecanismo, generando un sistema educativo que nos adormece, nos aísla, embrutece y determina mediante una metodología tendiente a pasar exámenes o evaluaciones estandarizadas. Sin embargo la educación es mucho más que eso, lo cognitivo es un proceso de conocer que busca  interpretar lo que significa ser un ser humano, y eso no se agota en determinadas instancias, es nuestra vida. Trabajar ese origen interpretativo es el inicio y la fuerza de todos los procesos de transformación porque nos permite reflexionar, nos permite comprender cómo se  genera el proceso de conocer, y trabajar matrices mentales para aprender y desaprender en coherencia con un compromiso ético entre las personas y con todas las formas de vida.

En este camino la comunicación tiene un rol importante, esta  tiene dos facetas, el habla y la escucha. Se cree que la primera es la acción y la segunda un acto pasivo que se confunde con la capacidad biológica de oír, no se problematiza, sin embargo, aunque son parte de un mismo proceso, son fenómenos diferentes. En la familia, la sociedad,  la escuela nos enseñan a hablar, pero no nos enseñan a escuchar. Nuestra principal falencia en el proceso de conocer es el no comprender la completa dimensión del acto comunicativo, mutilando  la escucha que es una dimensión constitutiva del entendimiento que experimentamos individual y socialmente. ¿Por qué es tan importante?, Porque el habla y escucha son acciones con igual capacidad de crear posibilidades con las que nos construimos todos los días y a lo largo de la historia, no nos podemos  separar de estas acciones, sin embargo se prioriza el habla porque se cree que es la acción que crea las condiciones materiales en la que nos desarrollamos, un buen estudiante, dirigenta, dirigente, líder es quien habla, la discusión se desarrolla y se termina cuando ‘se impone la voz de mis argumentos’, pero esta visión es una herida, una imposición de una forma de ser y actuar heredada de una sociedad que vive y ha vivido procesos brutales de colonización y despojo, una sociedad entregada a la voracidad. Me aproximo desde una estrategia tendiente a instalar una visión de las cosas. En ese actuar, ¿hago una reflexión sobre cómo lo que hablo, lo que escucho y mis acciones afectan a otras y otros, o vivimos en una sociedad muy centrada en “imponer la voz de mis argumentos”?.

Cómo trabajar la escucha.

escuchaLa escucha no se genera cuando la comunicación se plantea desde la superioridad, cuando hay una lucha de poder, esta se puede dar en base a una construcción de género, raza, nivel educacional, nivel económico, a diferencias ideológicas o cualquier idea que suponga predominio de una forma de ser sobre otra.

Hablábamos que el escuchar se confundía con la capacidad biológica de oír, esta es parte, pero escuchar es más profundo, incluso tiene un rango de amplitud más grande que recibir información, esto porque el escuchar esconde la complejidad de ser un ser humano. Cada persona es un sistema en comunicación con otros sistemas cerrados que nos construimos mediante la comunicación a través del habla y la escucha. La complejidad radica en que el entendimiento de la interacción es múltiple, ya que se analiza el contexto, las acciones, las intenciones, las posibilidades que se generan, las inquietudes que me genera,  y siempre va a depender del nivel de consciencia de quienes se comunican.

La consciencia siempre se va a generar mediante el entendimiento de hechos interiores, eso es trabajo interno, nadie puede generarlo por ti o entregarlo como quien entrega instrucciones para habilitar una función motora. La escucha se anula cuando se cree que una persona se desarrolla o ha crecido por obra mía, porque yo abrí puertas o entregué conocimiento que liberó la consciencia de otro ser, el primer paso para habilitar la escucha y generar un diálogo interior es una disposición a entender que todas las personas, sin distinción de edad, raza, género, nivel de relación interpersonal o cualquier otra clasificación son capaces, íntegras y soberanas de ir creciendo a su propio ritmo. Como educador, educadora, guía, padre, madre, cuidador, cuidadora u acompañante, compañera o compañero es fundamental el vincularse desde ese respeto, y entregar desde el amor de quien se emociona con ver crecer sin importar al camino que conduzca.

 La escucha también se puede trabajar para quien se atreve o sabe preguntar, y una buena pregunta siempre busca entender sin  una respuesta o idea preconcebida, o con una agenda previa, sino que desde una entrega que me puede transformar, desafía la lógica aislada, el egoísmo de mi punto de vista, de tener la razón y se coloca en el entendimiento con otro ser, o con uno mismo, Humberto Maturana lo llama amor, también se puede llamar empatía, la escucha nos acerca, no nos separa. El explorar también abre posibilidades de entendimiento interior, sobretodo actividades que potencien el arte y la música, el baile y la creación, el deporte, que generen vínculos de reciprocidad, de comprensión diversa de fenómenos que nos afectan. El educador, educadora, madre, padre, cuidador, cuidadora, acompañante pueden abrir esas posibilidades comprendiendo que estas pueden cambiar y no se ajustan a un ideario lineal, sino que al fortalecimiento de la confianza y al descubrimiento de los gustos, talentos y habilidades. Se pueden diseñar conversaciones que trabajen la apertura a  nuevas posibilidades, se pueden crear actividades que trabajen la empatía en salas de clases, en familias, en comunidades, es una acción concreta y necesaria.

El abrir espacios para hablar y escuchar ejercita el habla y la escucha, puede sonar redundante, pero no lo es. Es necesario escuchar a la mujer, al niño, a la niña, a la abuela y al abuelo, a quien quiere sanar, al hombre que está aprendiendo, a quien está entendiendo, a quién quiere preguntar, a quien quiere hablar. Quién quiere aprender a escuchar tiene que escuchar a otras y otros, pero por sobretodo, escucharse a una o uno mismo. Si sanamos ese diálogo interno, este emergerá como manifestación externa de un equilibrio que sanará el acto de comunicar y se podrán crear las condiciones de vida optimas que permitirán el desenvolvimiento en diversos espacios.

La educación es un trabajo de consciencia, y para quien ame educar y aprender la escucha genera una destreza para comunicarse y conectar con otras y otros desde una apertura sincera, desde un vínculo horizontal. La escucha desobedece al condicionamiento, genera pensamiento libre e íntegro, es una herramienta silenciosa y disponible para quien luche por ideales de transformación.

escucha-atenta

[Artículo] Violencia de Género en las Escuelas: una realidad modificable

 

Violencia de género en las escuelas: una realidad modificable.

Resumen: La construcción de género es un proceso que comienza desde la primera infancia y está influenciado por distintos factores, tanto sociales como individuales y personales. Por ser la escuela uno de los contextos donde los individuos permanecen la mayor cantidad de tiempo mientras forman las bases de su personalidad, ésta se transforma en un espacio esencial para el desarrollo, pudiendo convertirse en un ente violento y coartador de las libertades personales para la construcción del género debido a su constitución histórica.
Palabras claves: Género, escuela, violencia.

 

Introducción

¿Qué se entiende por “género”? Por ser un constructo teórico complejo y dinámico, “género” no surge como una única definición. En este sentido es preciso comprender que género se presenta como una construcción social, inscrita por cientos de años en la memoria histórica de las personas (Lamas, 1994). Por estar impreso en las estructuras sociales como forma de categorización, se configura como un objeto sujeto al cambio y la interpretación de todos quienes conformamos la estructura social.

Es importante generar una distinción clara entre “sexo” y “género”, entendiendo la primera como una condición biológica, expresada fenotípicamente en cada ser humano. En cambio, la segunda, se presenta como una construcción que cambia la forma de otorgarle significados a las cosas, determina una forma de percibir el mundo, y se presenta como una especie de armadura frente a la vida, constituyendo parte esencial de la expresión de la sexualidad (Rubin, 1989).

igualdad-genero-1Comprendiendo que cada persona construye su sexualidad y género a través de interacciones y códigos sociales, incluyéndolos en sus interpretaciones y subjetividades individuales, es que se establece que esta construcción comienza desde la primera infancia, donde los padres o tutores ejercen los primeros acercamientos a la construcción del género del infante, a través de la inculcación de distintos juegos, colores en la vestimenta, formas y actitudes frente a problemáticas entre otros (Lamas, 1996). Si bien, es en el hogar donde el infante genera las bases de su personalidad, no se pueden desconocer los demás contextos en que cada uno se desenvuelve, pues en cada espacio la persona genera interacciones, reflexiones e ideas que contribuirán a la construcción de la identidad sexual y género (González, 2000).

Uno de los contextos más relevantes y trascendentales en la vida de todo ser humano, es, sin duda, la Escuela. Esta relevancia surge por distintos motivos que van desde el momento del ciclo vital en que se encuentran las personas al pasar por ésta, como la cantidad de tiempo que se invierte en dicho espacio. Contemplando lo anterior, es que se evidencia que en la escuela se generan distintos eventos que orientarán, influirán e interferirán de una u otra forma en la construcción individual y social del género de la persona (Calvo, 2003).

El presente artículo tiene por objetivo, mostrar de forma general, cómo la escuela se presenta actualmente como un espacio violento frente la construcción individual de género.

En la actualidad han surgido distintos espacios de crítica y construcción frente al fenómeno escuela, entendiendo que la sociedad está en permanente cambio y mutación. En este sentido, se ha hecho patente la forma en que históricamente la escuela ha actuado como un espacio reproductor de ideas, pensamientos y creencias, aplicando con los y las estudiantes técnicas que buscan reducir los niveles reflexivos y críticos en los mismos (Cabrera, 2005), coartando libertades en cuanto a pensamiento y decisión, moldeando a la persona de acuerdo a las necesidades socio-políticas y económicas del entornoLas escuelas cuentan, según Stromquist (1998), con dos tipos de currículum: explícito y oculto. El primero habla de lo formal y escrito que provee al docente de las directrices teóricas nacionales y establecidas para enseñar lo propiamente académico. En cambio, el currículum oculto, está formado por creencias, mitos, principios, normas, rituales que de forma directa o indirecta son aplicadas dentro de una escuela. Con respecto a esto, en las escuelas se legitiman ciertos valores, ideales y deseos que suelen responder a la realidad contextual de la época. Es esto último lo que provoca la mayor cantidad de violencia de género, pues dependerá del criterio personal del equipo de personas dentro de la escuela que trabajan en la educación de los y las estudiantes, lo cual puede resultar impositivo y poco inclusivo frente a la diferencia.

 

juguetes-de-generoSi se analiza esta idea y se extrapola a distintos aspectos de desarrollo del ser humano, se puede observar que existen diferentes aspectos que resultan ser violentos para la construcción individual, personal y única, especialmente cuando se habla de la construcción de género. Para ello, se entenderá violencia como una acción que sostiene un abuso de poder hacia un otro, donde se transgrede al menos uno de los derechos humanos fundamentales (Weber, 1992). En el caso puntual de la construcción de género, ante la imposición y moldeamiento de la escuela, se transparenta el atropello del derecho a decidir qué hace cada uno con su cuerpo y, por ende, el derecho a afrontar las consecuencias de los actos (Garber, 1992). Concordantemente, se entiende que esta violencia busca obtener obediencia frente a un mandato o idea, pues se configura como un abuso de poder, donde se legitima la dominación o superioridad de una de las partes. Con respecto a lo anterior, no solo se violenta el derecho individual de construcción y manifestación de género, sino que, históricamente, se ha establecido una dominación y superioridad del género masculino, frente al género femenino (Lamas, 2000).

NYCmarch8261970

Las definiciones de masculino y femenino, al igual que la de género, resultan ser constructos complejos y dinámicos, construidos social e individualmente. Es necesario, entonces, abrirse a la posibilidad de modificación frente a las concepciones anteriormente mencionadas, pues la sociedad está en constante movimiento y, por tanto, evoluciona y se reconstruye de forma permanente. Cuando no existe esta apertura hacia la modificación o cambio, se materializa con aún más fuerza la violencia de género. En la mayoría de los casos, dentro del contexto escolar, esta violencia es simbólica y sumamente poderosa (Bourdieu, 1989). En este sentido, cabe destacar que el lenguaje se presenta como una forma de violencia, pues no solo representa una herramienta de comunicación, sino que también, se configura como un arma de poder constructivo y destructivo, dependiendo de la forma en que sea utilizado, considerando contexto, tono de la voz, vocabulario, entre otros.

Concretamente, se observa en el contexto de educación tradicional chileno, cómo los docentes en general utilizan códigos verbales explícitos e implícitos, los cuales son parte del currículum oculto y que buscan estandarizar a los varones y a las damas desde muy temprana edad, lo cual influye en la construcción de género, buscando que se establezcan como masculino y femenino, atribuyéndole, por ejemplo, a cada uno un color, que suele ser azul y rosa respectivamente para sus pertenencias, vestimentas y materiales escolares. Limitando y estableciendo que desarrollar juegos delicados es clave en el género femenino y que, al contrario, mantener juegos bruscos y fuertes es característico del género masculino. Así mismo, se suele inculcar que aquellos juegos que están relacionados con la mantención y el aseo del hogar, son estrictamente femeninos.

Por otro lado, dentro del contexto escolar, desde temprana edad las niñas y niños deben utilizar un tipo de baño de acuerdo a su género, género que se encuentra en construcción, pero que se espera tenga relación directa con su sexo. Así mismo, se orientan las respuestas emocionales de los y las infantes, instruyendo a los niños a ser menos sensibles y no llorar, atribuyendo estas conductas a las niñas, por considerarlas más débiles. Esto está relacionado directamente con lo mencionado con anterioridad, donde se establece que la violencia de género es un fenómeno que se caracteriza por ubicar y legitimar una parte como superior, es decir, la superioridad del género masculino por sobre el femenino. Todo lo anterior referido a la forma en que la violencia se materializa dentro y fuera del aula, para con los y las estudiantes, sin embargo, esta se extrapola a todos los niveles de relaciones humanas que se dan dentro de la escuela.

MANOLILA_CASTEntonces, es necesario preguntarse ¿Por qué los educadores y las educadoras actúan de esta formaDar respuesta a esta pregunta es sumamente complejo y podría abarcar un sin número de estudios, sin embargo, de forma general, se puede captar que la escuela se encuentra actualmente en un proceso de cambio y evolución, al igual que todas las esferas sociales. Este cambio es necesario pues el sesgo generacional con el que se carga, imposibilita la apertura hacia las exigencias de las nuevas generaciones de niños y niñas, quienes son divergentes y requieren de respuestas que valoren y se nutran mediante la diversidad (Romero, 2004).

De esta forma, existen docentes que están marcados/as por pensamientos, ideas, métodos y prácticas obsoletas que resultan actualmente violentas y coartadoras de libertades. Si bien, algunos se muestran flexibles y adaptables, hay muchos otros que se resisten al proceso de adaptación pues mencionan y se respaldan en que la educación chilena se rige por un sistema exigente, rígido, que busca resultados concretos y cuantificables, entonces como docentes, es más simple, generar un estándar de alumno y alumna, que pueda dar respuesta a este sistema y de esta forma los y las docentes resultan ser bien catalogados, de una forma cómoda y efectiva, dando respuesta a su competencia personal (Romero, 2004).

si_tu_nos_educas_igualFinalmente, y a modo de cierre, es preciso que exista un cambio sustancial dentro de las escuelas como espacio formador, para ello se requiere que las personas adultas que están encargadas de educar, sepan y puedan dar respuesta a las exigencias actuales de los niños y niñas, quienes han cambiado generacionalmente respecto de sus necesidades, reflexiones y aprendizajes, alcanzando un nivel de aceptación por la diversidad, que debe ser rescatado y potenciado, ya que es esta la forma de generar los cimientos fuertes y seguros para establecer y concretar el cambio a nivel macro-social. Entonces, es necesario que en las escuelas se conciba a los niños y niñas como sujetos y seres activos en su autodefinición, construcción y determinación (Lauretis, 1987).

 Actualmente la sociedad y la escuela en particular, se encuentra en un proceso de transición y cambio, donde se busca mejorar y valorar la diversidad de las personas, potenciándolos en su individualidad. Sin embargo, este proceso de cambio y adaptación requiere de diferentes voluntades, que muchas veces están ausentes y dirigidas hacia otros aspectos, provocando atropellos y vulneraciones hacia los derechos de expresión y construcción personal de los y las estudiantes.

 

Autora
Malu Montecinos

Para visitar Bibliografía: https://goo.gl/Fjbbem

[Artículo] Humedales: oasis para la vida

 

Humedales: oasis para la vida

Resumen: El presente artículo tiene por objetivo describir en términos generales y claros qué se entiende por Humedales y cómo se define en ciertas normas internacionales y nacionales, resaltando la vital importancia de estos como ecosistemas y reservas de biodiversidad, siendo en muchos casos un oasis para la vida. En esta dirección es importante su conservación. El cómo se protegen legalmente es algo que también se aborda en este artículo, para luego concluir con las visiones que Ojos Color Agua tiene con respecto a su preservación tanto en lineamientos legales como de trabajo organizativo.
Palabras claves: Humedales, valor eco sistémico, leyes de protección, biodiversidad, RAMSAR.

IMG-20180105-WA0005

Dentro de la gran diversidad de ecosistemas que encontramos dentro  del territorio, hay unos que no siempre se han visto como tal; al contrario, se percibieron durante mucho tiempo como espacios improductivos, insalubres o defectuosos, que dentro de la lógica capitalista y extractiva había que ocupar de alguna forma para poder sacar provecho de los recursos que estos entregaban; ya fuese utilizándolos como terrenos para urbanizar, zonas de cultivos, drenados por ser zonas de “inundación”, etcétera. 

Los humedales proporcionan el agua que necesitamos y ayudan a rellenar los acuíferos subterráneos que constituyen una fuente importante de agua dulce para la humanidad. Poseen un valor incalculable del que hoy se ha logrado tomar más conciencia, aunque aún sin la protección necesaria para asegurar su permanencia en el tiempo.

En Chile es posible encontrar una gran variedad de humedales, cada uno de los cuales se ha adaptado, dependiendo de su localización tanto a las condiciones más áridas como a las más australes del territorio. Los humedales se dan donde la capa freática se halla en la superficie terrestre o cerca de ella o donde la tierra está cubierta por aguas poco profundas (Secretaría de la Convención de Ramsar, 2006). Aunque la mayoría de nosotras/os  no sea consciente de esto aún, vivimos rodeados de ellos, sin ir más lejos, si vives en la Región Metropolitana tienes cerca uno de los humedales más grandes y valiosos de la Región, el Río Mapocho, que si bien sigue siendo intervenido por la humanidad, mantiene su alto valor ecosistémico.

IMG-20180105-WA0011

La Convención sobre los Humedales (Ramsar, Irán, 1971) es un tratado intergubernamental cuya misión es “la conservación y el uso racional de los humedales mediante acciones locales y nacionales y gracias a la cooperación internacional, como contribución al logro de un desarrollo sostenible en todo el mundo”. Chile suscribió esta convención el año 1971 y  actualmente tiene 13 sitios que se consideran dentro de la convención. Son múltiples las definiciones que se han dado a lo que es un Humedal, aunque se ha llegado a un acuerdo, en que este tipo de ecosistema corresponde a la zona de transición entre ambientes húmedos y ambientes generalmente secos, presentando características de ambos, por lo cual no pueden ser clasificados categóricamente como acuáticos ni terrestres (Lugo, citado por Correa-Araneda, 2011).

Según la definición de RAMSAR se  clasifica a los humedales como “las extensiones de marismas, pantanos y turberas, o superficies cubiertas de agua, sean éstas de régimen natural o artificial, permanentes o temporales, estancadas o corrientes, dulces, saladas o salobres, incluidas las extensiones de aguas marinas cuya profundidad en marea baja no exceda de seis metros” así dentro de esta definición entrarían muchos tipos de cuerpos de agua.

Los humedales poseen múltiples funciones y beneficios o “servicios eco sistémicos” que rindan a la humanidad. En el siguiente cuadro se aprecian algunas de ellas. Por lo que los bienes y servicios que proveen los humedales son vitales para el bienestar de la sociedad y la conservación de la diversidad biológica.

tabla

Son múltiples las amenazas que mantienen en riesgo la conservación de los Humedales y principalmente de carácter antrópico, entre ellas, se puede mencionar la conversión de los hábitat acuáticos y su fragmentación, los impactos del sobreuso del agua (especialmente para la agricultura, la minería y el uso domiciliario e industrial), los impactos sobre la calidad del agua, tales como la eutrofización, provocada por carga excesiva de nutrientes, la contaminación industrial, minera y domiciliaria y la introducción de especies exóticas invasoras que modifican los ecosistemas, cambiando su composición y funcionamiento, modificando sus tramas tróficas y causando la disminución poblacional e incluso la extinción de numerosas especies. (CONAF, 2010).

En la actualidad se sabe que los humedales, por su condición ecotonal, tierra-agua, figuran entre los ecosistemas más  productivos de la tierra y son fuente de una importante diversidad biológica, por cuanto, aportan el agua y la productividad primaria de la que dependen innumerables especies vegetales y animales para su supervivencia. De este modo los humedales sustentan elevadas concentraciones de aves, mamíferos, reptiles, anfibios, peces, macro y micro invertebrados, además de plantas vasculares y no vasculares.

humedal carrizal bajo atacama

Pues bien señalada la descripción biológica y sistemática para nuestro medio ambiente, que poseen los humedales, como sociedad cuál es la protección que le brindamos, en este sentido, el marco legal que envuelve a los humedales descansan en varios cuerpos legales, de distinta jerarquía jurídica, normativas de un incipiente crecimiento y actual desarrollo, como también en diferentes convenciones suscritas por el Estado Chileno, como la Convención de Ramsar, señalada anteriormente. Dentro de nuestro ordenamiento jurídico el legislador ha establecido una definición de humedal que aquella que nos proporciona el Reglamento de Aguas, Suelos y Humedales de la ley 20.283 que señala en su artículo 2° “Ecosistemas asociados a sustratos saturados de agua en forma temporal o permanente, en los que existe y se desarrolla biota acuática y, han sido declarados Sitios Prioritarios de Conservación, por la Comisión Nacional del Medio Ambiente, o sitios Ramsar. Para efectos de delimitación, se considerará la presencia y extensión de la vegetación hidrófila. Tratándose de ambientes que carezcan de vegetación hidrófila se utilizará, para la delimitación, la presencia de otras expresiones de biota acuática”. El marco legal jerárquico en nuestro ordenamiento jurídico lo constituye:

punteo

A modo de conclusión, es inevitable resaltar la importancia descrita, a lo largo del presente artículo, de los humedales para nuestro ecosistema, sin embargo para su protección detectamos cierta precariedad y dispersión legal.

En primer lugar, no existe un reconocimiento por alguna ley nacional, de la relevancia de los humedales para nuestro ecosistema, debemos encomendar dicha labor solo a lo señalado por la convención Ramsar, por lo tanto, no gozar con aquel reconocimiento como un bien jurídico, como se acostumbra proteger en derecho, no permite políticas públicas vinculantes para su protección normativa. Además lo disperso y sectorial de las normas referentes  a los humedales nos crea contradicciones e incluso daños permitidos por una misma ley, como es el caso de la Ley 18.450 sobre fomento de la Inversión Privada en Obras de Riego y Drenaje, al permitir que agricultores sean grandes o pequeños puedan intervenir estas reservas de agua para transformarlos en suelos “productivos”

Y desde un punto legal-administrativo, el Sistema de Evaluación Ambiental, por mucho que tengan competencia ambiental o se destinen recursos públicos para su operatividad, se ven superados por las presiones económicas y políticas que imponen los grandes proyectos sea: mineros, inmobiliarios, industriales que bajo su lógica extractivista, a como de  lugar, pretenden imponer su voluntad en desmedro de la protección que estos lugares merecen. “Simonetti resalta que, de hecho, una fracción significativa de nuestra economía depende del normal funcionamiento de la biodiversidad, sea pesca, agricultura y por cierto, turismo de naturaleza. Y que hoy, aun manteniendo una postura muy antropocéntrica, la Constitución Política de la República indica claramente, en su Artículo 19 (8) que es deber del Estado “tutelar la preservación de la naturaleza (…). Por tanto, debería existir un ordenamiento jurídico e institucional que velase por el cabal cumplimiento de esta obligación”.

Es importante potenciar el trabajo en nuestras comunidades en organización, educación y conciencia, para generar nuestras propias herramientas de protección y conservación de estos vitales y hermosos lugares que nos brinda la naturaleza, la tecnocracia mediante el estado y las leyes, brindan una escasa protección de los humedales, por el simple hecho de los intereses políticos y económicos que generalmente responden.

 IMG-20180105-WA0016

Autores
Natalia Rebolledo
Kevin Dayne

Para visitar Bibliografía: https://goo.gl/Fjbbem