Proyecto

¿Por qué “memoria colectiva”?

Sabemos que en Chile la educación formal y las condiciones culturales históricamente han existido a favor de las clases sociales dominantes y, en efecto, en desmedro de las clases trabajadoras y de la plurinacionalidad. Los objetivos de la educación formal, incluso hoy, poseen un su currículum oculto ambiciones político-económicas.

La identidad no es algo sencillo de definir para los pueblos originarios, chilenos y migrantes. La historia de la clase trabajadora en este país se ha forjado con altos índices de conflictos, sacrificio y sufrimiento. Nunca se validó socialmente a la obrera ni al obrero más que como recursos materiales para la producción industrial, ni se le educó dignamente como ser humano. Tras siglos  de segregación cultural, en algunos sectores de la sociedad se ha heredado una identidad carente de valores, de responsabilidad, de acciones y de decisiones políticas colectivas. Por tanto, Memoria Colectiva es un concepto que apunta al sub-consciente y al corazón de las personas, queriendo, en el proceso de organización, articulación y creación de cada proyecto, ayudar a encontrar o reivindicar una identidad colectiva que nos represente como pueblo.

¿Qué objetivos posee este proyecto?

Además del mencionado en el párrafo anterior, queremos acercar información, opinión y ciencia a personas, organizaciones, comunidades y escuelas, entre otras, que por distintos motivos no pueden acceder a estas, no saben cómo hacerlo, o que la reciben sesgadas por un lenguaje patriarcal, capitalista y colonialista. En el contexto social y ambiental, desde la convicción protestante de diversos territorios plurinacionales en conflicto, es que deseamos ser un apoyo fundamental para (1) difundir sus problemáticas, para (2) articular acompañándoles en el camino hacia las soluciones políticas, sociales, legislativas y de cualquier otro carácter, y para (3) aprender de sus artes, filosofías de vida y culturas.

Es decir, este proyecto digital posee como objetivo principal el ser un recurso pedagógico y político que se construya en y desde la colaboración mutua. La utilidad pedagógica y política, por ejemplo, puede apuntar a que comunidades y territorios en organización reciente puedan aprender, a través de la experiencia y estrategias de otras comunidades en conflicto, cómo y qué pasos seguir para poder proteger y preservar nuestra dignidad humana, nuestros derechos sociales y, por sobre todo, a la naturaleza.

Eso sí, sabemos que este proyecto digital por sí solo no sería capaz de alcanzar objetivos tan grandes e importantes. A raíz de lo anterior es que percibimos al mismo como una parte dentro de un todo, el cual será un complemento más que junto a otras iniciativas con espíritu común y mediante convicciones colectivas, a largo plazo sí podrían permitirnos lograr el tan anhelado objetivo mutuo del cambio social y cultural.

Un proyecto sin fines de lucro y participativo

Parte del proyecto consiste en la publicación de imágenes, infografías, columnas, entrevistas, artículos, entre otros, de forma independiente o aglomerados en una revista, y se presentará en formato digital, por tanto el medio ideal para poder leerla es mediante el uso de la tecnología, como un celular, una tableta o un computador. Así es como se difundirá el proyecto de forma permanente, dejando abierta la posibilidad de hacerlo también en formato físico, únicamente para entregarla en distintos contextos con carácter popular, social y ambiental, como encuentros, ferias, asambleas, seminarios, escuelas y otros.

La creación y combustible que permiten la existencia de Memoria Colectiva nace de la voluntad y la convicción política de diversos colaboradores/as. Es una inversión de vida y nuestra energía humana no es una mercancía para vender ni tranzar. Por tanto, este proyecto es auto-gestionado en términos monetarios, por lo que sus publicaciones pueden ser obtenidas, descargadas y difundidas sin restricciones. Eso sí, hay formas de interactuar con reciprocidad voluntaria, por ejemplo, si consideras que tú o tu comunidad pueden aportar con información, opinión y ciencia, entonces pueden escribirnos para nosotras/os poder conocer otras perspectivas críticas y otras realidades, e incorporarlas en alguna edición.

Desde el Archipiélago de Chiloé, quienes co-creamos este proyecto no formamos parte de partidos políticos, ni de instituciones que internamente influyan en las perspectivas políticas de su contenido. Tampoco obtenemos algún tipo de ingreso o beneficio material. No solo es un proyecto auto-gestionado, sino que además es independiente, de carácter popular y con trabajo territorial.