Archivos en la Categoría: Arte

[Arte & Naturaleza] Puntra, Ilustrando la crisis sanitaria de Chiloé

En los últimos años, Chiloé ha evidenciado el profundo daño que ha generado un modelo de vida basado en la acumulación, modelo que ha contaminado nuestras costas, nuestra tierra y las aguas. Hoy nuevamente y a vista y paciencia de autoridades incompetentes, nos encontramos en una crisis sanitaria, donde las comunidades han sido claves para visibilizar el problema socio-ambiental relacionado a los desechos domiciliarios e industriales de la provincia de Chiloé. 

Es Dicham en Chonchi, Huelden y Puntra en Ancud, y mañana ¿cuál será el territorio que decidirán sacrificar? Cada lucha es necesaria, sin embargo el desgaste y fragmentación que implica abordar el problema de forma particular en cada sector por parte de sus comunidades y las organizaciones que ven ahí afectadas sus formas de vida, nos tendrá mañana levantando otra lucha en otro sector pero sin resolver el problema de base. Si bien hay un cambio cultural a mediano plazo respecto de la generación de residuos, hoy se hace necesario evaluar de manera estratégica las opciones para definir el lugar de menor impacto socioambiental como destino final de los desechos domiciliarios e industriales, dentro o fuera del archipiélago, siempre de frente a la comunidad, con estudios de evaluación ambiental prolijos y con obras bien ejecutadas.

Los habitantes del territorio son quienes mejor lo conocemos, y podemos desde ya definir usos a zonas frágiles o zonas importantes para la comunidad, para que no sean jamás vistos como territorios “sacrificables”. Hacer resistencia desde las comunidades se puede y se hará siempre, pero hoy se hace imperante cambiar el modelo de desarrollo del país.

El 25 de octubre aparece como un hito y el inicio de un largo proceso para construir la Constitución que todos los habitantes necesitamos. Con ello, es imperante cambiar la institucionalidad ambiental por una más justa, y que resguarde nuestra naturaleza garantizando no solo el derecho a vivir en un ambiente libre de contaminación, sino también el derecho a un ambiente sano, considerándolo como un sistema complejo en el que todas sus variantes deben ser protegidas para el desarrollo de sus funciones y nuestro buen vivir.

Ilustradores de Chiloé han plasmado en sus obras la aún vigente crisis de la basura en Puntra. En ellas se mezcla el dolor de todos los seres vivientes que hoy son aplastados por los desechos, mientras que a la vez se realza el valor que tiene la fauna, el agua y nuestra conexión con la naturaleza para mantener y mejorar nuestra forma de vida.

Agradecemos a Barbara Barría, No muere ilustraciones, Paola Lopez, Juan Ignacio, Francisco Palavecino, Art Jodiee, Puelche Ilustraciones y Kassandra Mardones, quienes son parte de “Ilustra Chiloé” (@ilustrachiloe); a la Red de Iniciativas de Conservación Privada de Chiloé, por compilar estos trabajos; y a todos quienes han estado y/o se encuentren hasta hoy dando la lucha por la defensa de Puntra. 

Arte: “A los Pueblos Originarios”, un poema de Jesús Monti

En la primera entrega de la revista, en la sección de “Arte Chileno”, el poeta Jesús Monti nos cautivó con una hermosa dedicatoria a nuestros/as ancestros/as. El poema él lo sintió y dedicó a nuestras madres y padres de antaño, a las primeras hijas e hijos, arquitectos de la rica civilización que iluminó cordilleras, ríos, bosques, campos y mares en Abya Yala. Tras la llegada del colonizador-evangelizador mucha de esa riqueza se perdió. Aunque, el Espíritu persiste y ha resistido por siglos. Jesús Monti estudió Pedagogía General Básica y, probablemente, desde sus saberes y experiencia logra representar en cada uno de los versos de este poema, el sentir y pensar de muchos de nosotros/as. Sin más, les invitamos a disfrutar…

We Tripantu

“A los pueblos originarios”

Desde mi tez blanca, mi cabello rizado y mi adopción  extranjera,
desde el asfalto sin alma, que asfixió el corazón de tu Pachamama,
desde la mortaja ciencia occidental que enmudeció la tuya,
desde la aplanadora occidente que sepultó tu conciencia  total y entrañable,
desde mi pobre cosmogonía racional, que  cerró el cielo al relámpago de tu cosmovisión.
Desde este  lugar sesgado  que es mi sórdida  sociedad,
dejo caer el trueno de mi perdón a tu noble cultura.

Y denuncio  en mí y declaro perdón,
al crimen de no acoger tus lenguas,
ni enarbolar tu cinto,  ni diseminar tu bandera,
y de morderte las  entrañas, ¡oh pueblos!
Desgajando tus tierras con mi afán  profano y material.

Al alto atacameño que sus lágrimas  se llevó el loa,
y sus sueños quedaron llenos de polvo en las salitreras,
¡Pido perdón!

A la raíz del copihue enrojecida como su flor,
de  besar el cuerpo del  Mapuche abatido,
¡Pido perdón!

Al comunero que dono su cuerpo  en sacrificio,
para congregar los gemidos de su raza,
en una sola acción,  en una sola  voz,
¡Pido perdón!

Al Selknam perseguido, cazado, extinguido,
en manos del estanciero y su codicia bovina,
por el sudario a la fuerza contra su desnudes,
por su exterminio a una libra esterlina,
a Lola Kyepia y su último canto,
¡Pido perdón!

Por la ventosa estatal para sostener al isleño y trabar su libertad,
por ese turbio afán de nacionalizar Rapa Nui,
y succionar sus cielos, marketinizar su paisaje,
y acuartelar su alma Manutara en  jaula continental,
¡Pido perdón!

Pido perdón.
Perdón, por la espada o la cruz,
el calabozo o la fábrica, la razón o la fuerza, el progreso o la avaricia,
por todas las garras locales y extranjeras,
que de la América suya los quieren borrar,
¡Pido perdón!

Jesús Monti