Archivos del autor: revistamemoriacolectiva

[Artículo] Violencia de Género en las Escuelas: una realidad modificable

 

Violencia de género en las escuelas: una realidad modificable.

Resumen: La construcción de género es un proceso que comienza desde la primera infancia y está influenciado por distintos factores, tanto sociales como individuales y personales. Por ser la escuela uno de los contextos donde los individuos permanecen la mayor cantidad de tiempo mientras forman las bases de su personalidad, ésta se transforma en un espacio esencial para el desarrollo, pudiendo convertirse en un ente violento y coartador de las libertades personales para la construcción del género debido a su constitución histórica.
Palabras claves: Género, escuela, violencia.

 

Introducción

¿Qué se entiende por “género”? Por ser un constructo teórico complejo y dinámico, “género” no surge como una única definición. En este sentido es preciso comprender que género se presenta como una construcción social, inscrita por cientos de años en la memoria histórica de las personas (Lamas, 1994). Por estar impreso en las estructuras sociales como forma de categorización, se configura como un objeto sujeto al cambio y la interpretación de todos quienes conformamos la estructura social.

Es importante generar una distinción clara entre “sexo” y “género”, entendiendo la primera como una condición biológica, expresada fenotípicamente en cada ser humano. En cambio, la segunda, se presenta como una construcción que cambia la forma de otorgarle significados a las cosas, determina una forma de percibir el mundo, y se presenta como una especie de armadura frente a la vida, constituyendo parte esencial de la expresión de la sexualidad (Rubin, 1989).

igualdad-genero-1Comprendiendo que cada persona construye su sexualidad y género a través de interacciones y códigos sociales, incluyéndolos en sus interpretaciones y subjetividades individuales, es que se establece que esta construcción comienza desde la primera infancia, donde los padres o tutores ejercen los primeros acercamientos a la construcción del género del infante, a través de la inculcación de distintos juegos, colores en la vestimenta, formas y actitudes frente a problemáticas entre otros (Lamas, 1996). Si bien, es en el hogar donde el infante genera las bases de su personalidad, no se pueden desconocer los demás contextos en que cada uno se desenvuelve, pues en cada espacio la persona genera interacciones, reflexiones e ideas que contribuirán a la construcción de la identidad sexual y género (González, 2000).

Uno de los contextos más relevantes y trascendentales en la vida de todo ser humano, es, sin duda, la Escuela. Esta relevancia surge por distintos motivos que van desde el momento del ciclo vital en que se encuentran las personas al pasar por ésta, como la cantidad de tiempo que se invierte en dicho espacio. Contemplando lo anterior, es que se evidencia que en la escuela se generan distintos eventos que orientarán, influirán e interferirán de una u otra forma en la construcción individual y social del género de la persona (Calvo, 2003).

El presente artículo tiene por objetivo, mostrar de forma general, cómo la escuela se presenta actualmente como un espacio violento frente la construcción individual de género.

En la actualidad han surgido distintos espacios de crítica y construcción frente al fenómeno escuela, entendiendo que la sociedad está en permanente cambio y mutación. En este sentido, se ha hecho patente la forma en que históricamente la escuela ha actuado como un espacio reproductor de ideas, pensamientos y creencias, aplicando con los y las estudiantes técnicas que buscan reducir los niveles reflexivos y críticos en los mismos (Cabrera, 2005), coartando libertades en cuanto a pensamiento y decisión, moldeando a la persona de acuerdo a las necesidades socio-políticas y económicas del entornoLas escuelas cuentan, según Stromquist (1998), con dos tipos de currículum: explícito y oculto. El primero habla de lo formal y escrito que provee al docente de las directrices teóricas nacionales y establecidas para enseñar lo propiamente académico. En cambio, el currículum oculto, está formado por creencias, mitos, principios, normas, rituales que de forma directa o indirecta son aplicadas dentro de una escuela. Con respecto a esto, en las escuelas se legitiman ciertos valores, ideales y deseos que suelen responder a la realidad contextual de la época. Es esto último lo que provoca la mayor cantidad de violencia de género, pues dependerá del criterio personal del equipo de personas dentro de la escuela que trabajan en la educación de los y las estudiantes, lo cual puede resultar impositivo y poco inclusivo frente a la diferencia.

 

juguetes-de-generoSi se analiza esta idea y se extrapola a distintos aspectos de desarrollo del ser humano, se puede observar que existen diferentes aspectos que resultan ser violentos para la construcción individual, personal y única, especialmente cuando se habla de la construcción de género. Para ello, se entenderá violencia como una acción que sostiene un abuso de poder hacia un otro, donde se transgrede al menos uno de los derechos humanos fundamentales (Weber, 1992). En el caso puntual de la construcción de género, ante la imposición y moldeamiento de la escuela, se transparenta el atropello del derecho a decidir qué hace cada uno con su cuerpo y, por ende, el derecho a afrontar las consecuencias de los actos (Garber, 1992). Concordantemente, se entiende que esta violencia busca obtener obediencia frente a un mandato o idea, pues se configura como un abuso de poder, donde se legitima la dominación o superioridad de una de las partes. Con respecto a lo anterior, no solo se violenta el derecho individual de construcción y manifestación de género, sino que, históricamente, se ha establecido una dominación y superioridad del género masculino, frente al género femenino (Lamas, 2000).

NYCmarch8261970

Las definiciones de masculino y femenino, al igual que la de género, resultan ser constructos complejos y dinámicos, construidos social e individualmente. Es necesario, entonces, abrirse a la posibilidad de modificación frente a las concepciones anteriormente mencionadas, pues la sociedad está en constante movimiento y, por tanto, evoluciona y se reconstruye de forma permanente. Cuando no existe esta apertura hacia la modificación o cambio, se materializa con aún más fuerza la violencia de género. En la mayoría de los casos, dentro del contexto escolar, esta violencia es simbólica y sumamente poderosa (Bourdieu, 1989). En este sentido, cabe destacar que el lenguaje se presenta como una forma de violencia, pues no solo representa una herramienta de comunicación, sino que también, se configura como un arma de poder constructivo y destructivo, dependiendo de la forma en que sea utilizado, considerando contexto, tono de la voz, vocabulario, entre otros.

Concretamente, se observa en el contexto de educación tradicional chileno, cómo los docentes en general utilizan códigos verbales explícitos e implícitos, los cuales son parte del currículum oculto y que buscan estandarizar a los varones y a las damas desde muy temprana edad, lo cual influye en la construcción de género, buscando que se establezcan como masculino y femenino, atribuyéndole, por ejemplo, a cada uno un color, que suele ser azul y rosa respectivamente para sus pertenencias, vestimentas y materiales escolares. Limitando y estableciendo que desarrollar juegos delicados es clave en el género femenino y que, al contrario, mantener juegos bruscos y fuertes es característico del género masculino. Así mismo, se suele inculcar que aquellos juegos que están relacionados con la mantención y el aseo del hogar, son estrictamente femeninos.

Por otro lado, dentro del contexto escolar, desde temprana edad las niñas y niños deben utilizar un tipo de baño de acuerdo a su género, género que se encuentra en construcción, pero que se espera tenga relación directa con su sexo. Así mismo, se orientan las respuestas emocionales de los y las infantes, instruyendo a los niños a ser menos sensibles y no llorar, atribuyendo estas conductas a las niñas, por considerarlas más débiles. Esto está relacionado directamente con lo mencionado con anterioridad, donde se establece que la violencia de género es un fenómeno que se caracteriza por ubicar y legitimar una parte como superior, es decir, la superioridad del género masculino por sobre el femenino. Todo lo anterior referido a la forma en que la violencia se materializa dentro y fuera del aula, para con los y las estudiantes, sin embargo, esta se extrapola a todos los niveles de relaciones humanas que se dan dentro de la escuela.

MANOLILA_CASTEntonces, es necesario preguntarse ¿Por qué los educadores y las educadoras actúan de esta formaDar respuesta a esta pregunta es sumamente complejo y podría abarcar un sin número de estudios, sin embargo, de forma general, se puede captar que la escuela se encuentra actualmente en un proceso de cambio y evolución, al igual que todas las esferas sociales. Este cambio es necesario pues el sesgo generacional con el que se carga, imposibilita la apertura hacia las exigencias de las nuevas generaciones de niños y niñas, quienes son divergentes y requieren de respuestas que valoren y se nutran mediante la diversidad (Romero, 2004).

De esta forma, existen docentes que están marcados/as por pensamientos, ideas, métodos y prácticas obsoletas que resultan actualmente violentas y coartadoras de libertades. Si bien, algunos se muestran flexibles y adaptables, hay muchos otros que se resisten al proceso de adaptación pues mencionan y se respaldan en que la educación chilena se rige por un sistema exigente, rígido, que busca resultados concretos y cuantificables, entonces como docentes, es más simple, generar un estándar de alumno y alumna, que pueda dar respuesta a este sistema y de esta forma los y las docentes resultan ser bien catalogados, de una forma cómoda y efectiva, dando respuesta a su competencia personal (Romero, 2004).

si_tu_nos_educas_igualFinalmente, y a modo de cierre, es preciso que exista un cambio sustancial dentro de las escuelas como espacio formador, para ello se requiere que las personas adultas que están encargadas de educar, sepan y puedan dar respuesta a las exigencias actuales de los niños y niñas, quienes han cambiado generacionalmente respecto de sus necesidades, reflexiones y aprendizajes, alcanzando un nivel de aceptación por la diversidad, que debe ser rescatado y potenciado, ya que es esta la forma de generar los cimientos fuertes y seguros para establecer y concretar el cambio a nivel macro-social. Entonces, es necesario que en las escuelas se conciba a los niños y niñas como sujetos y seres activos en su autodefinición, construcción y determinación (Lauretis, 1987).

 Actualmente la sociedad y la escuela en particular, se encuentra en un proceso de transición y cambio, donde se busca mejorar y valorar la diversidad de las personas, potenciándolos en su individualidad. Sin embargo, este proceso de cambio y adaptación requiere de diferentes voluntades, que muchas veces están ausentes y dirigidas hacia otros aspectos, provocando atropellos y vulneraciones hacia los derechos de expresión y construcción personal de los y las estudiantes.

 

Autora
Malu Montecinos

Para visitar Bibliografía: https://goo.gl/Fjbbem

[Artículo] Humedales: oasis para la vida

 

Humedales: oasis para la vida

Resumen: El presente artículo tiene por objetivo describir en términos generales y claros qué se entiende por Humedales y cómo se define en ciertas normas internacionales y nacionales, resaltando la vital importancia de estos como ecosistemas y reservas de biodiversidad, siendo en muchos casos un oasis para la vida. En esta dirección es importante su conservación. El cómo se protegen legalmente es algo que también se aborda en este artículo, para luego concluir con las visiones que Ojos Color Agua tiene con respecto a su preservación tanto en lineamientos legales como de trabajo organizativo.
Palabras claves: Humedales, valor eco sistémico, leyes de protección, biodiversidad, RAMSAR.

IMG-20180105-WA0005

Dentro de la gran diversidad de ecosistemas que encontramos dentro  del territorio, hay unos que no siempre se han visto como tal; al contrario, se percibieron durante mucho tiempo como espacios improductivos, insalubres o defectuosos, que dentro de la lógica capitalista y extractiva había que ocupar de alguna forma para poder sacar provecho de los recursos que estos entregaban; ya fuese utilizándolos como terrenos para urbanizar, zonas de cultivos, drenados por ser zonas de “inundación”, etcétera. 

Los humedales proporcionan el agua que necesitamos y ayudan a rellenar los acuíferos subterráneos que constituyen una fuente importante de agua dulce para la humanidad. Poseen un valor incalculable del que hoy se ha logrado tomar más conciencia, aunque aún sin la protección necesaria para asegurar su permanencia en el tiempo.

En Chile es posible encontrar una gran variedad de humedales, cada uno de los cuales se ha adaptado, dependiendo de su localización tanto a las condiciones más áridas como a las más australes del territorio. Los humedales se dan donde la capa freática se halla en la superficie terrestre o cerca de ella o donde la tierra está cubierta por aguas poco profundas (Secretaría de la Convención de Ramsar, 2006). Aunque la mayoría de nosotras/os  no sea consciente de esto aún, vivimos rodeados de ellos, sin ir más lejos, si vives en la Región Metropolitana tienes cerca uno de los humedales más grandes y valiosos de la Región, el Río Mapocho, que si bien sigue siendo intervenido por la humanidad, mantiene su alto valor ecosistémico.

IMG-20180105-WA0011

La Convención sobre los Humedales (Ramsar, Irán, 1971) es un tratado intergubernamental cuya misión es “la conservación y el uso racional de los humedales mediante acciones locales y nacionales y gracias a la cooperación internacional, como contribución al logro de un desarrollo sostenible en todo el mundo”. Chile suscribió esta convención el año 1971 y  actualmente tiene 13 sitios que se consideran dentro de la convención. Son múltiples las definiciones que se han dado a lo que es un Humedal, aunque se ha llegado a un acuerdo, en que este tipo de ecosistema corresponde a la zona de transición entre ambientes húmedos y ambientes generalmente secos, presentando características de ambos, por lo cual no pueden ser clasificados categóricamente como acuáticos ni terrestres (Lugo, citado por Correa-Araneda, 2011).

Según la definición de RAMSAR se  clasifica a los humedales como “las extensiones de marismas, pantanos y turberas, o superficies cubiertas de agua, sean éstas de régimen natural o artificial, permanentes o temporales, estancadas o corrientes, dulces, saladas o salobres, incluidas las extensiones de aguas marinas cuya profundidad en marea baja no exceda de seis metros” así dentro de esta definición entrarían muchos tipos de cuerpos de agua.

Los humedales poseen múltiples funciones y beneficios o “servicios eco sistémicos” que rindan a la humanidad. En el siguiente cuadro se aprecian algunas de ellas. Por lo que los bienes y servicios que proveen los humedales son vitales para el bienestar de la sociedad y la conservación de la diversidad biológica.

tabla

Son múltiples las amenazas que mantienen en riesgo la conservación de los Humedales y principalmente de carácter antrópico, entre ellas, se puede mencionar la conversión de los hábitat acuáticos y su fragmentación, los impactos del sobreuso del agua (especialmente para la agricultura, la minería y el uso domiciliario e industrial), los impactos sobre la calidad del agua, tales como la eutrofización, provocada por carga excesiva de nutrientes, la contaminación industrial, minera y domiciliaria y la introducción de especies exóticas invasoras que modifican los ecosistemas, cambiando su composición y funcionamiento, modificando sus tramas tróficas y causando la disminución poblacional e incluso la extinción de numerosas especies. (CONAF, 2010).

En la actualidad se sabe que los humedales, por su condición ecotonal, tierra-agua, figuran entre los ecosistemas más  productivos de la tierra y son fuente de una importante diversidad biológica, por cuanto, aportan el agua y la productividad primaria de la que dependen innumerables especies vegetales y animales para su supervivencia. De este modo los humedales sustentan elevadas concentraciones de aves, mamíferos, reptiles, anfibios, peces, macro y micro invertebrados, además de plantas vasculares y no vasculares.

humedal carrizal bajo atacama

Pues bien señalada la descripción biológica y sistemática para nuestro medio ambiente, que poseen los humedales, como sociedad cuál es la protección que le brindamos, en este sentido, el marco legal que envuelve a los humedales descansan en varios cuerpos legales, de distinta jerarquía jurídica, normativas de un incipiente crecimiento y actual desarrollo, como también en diferentes convenciones suscritas por el Estado Chileno, como la Convención de Ramsar, señalada anteriormente. Dentro de nuestro ordenamiento jurídico el legislador ha establecido una definición de humedal que aquella que nos proporciona el Reglamento de Aguas, Suelos y Humedales de la ley 20.283 que señala en su artículo 2° “Ecosistemas asociados a sustratos saturados de agua en forma temporal o permanente, en los que existe y se desarrolla biota acuática y, han sido declarados Sitios Prioritarios de Conservación, por la Comisión Nacional del Medio Ambiente, o sitios Ramsar. Para efectos de delimitación, se considerará la presencia y extensión de la vegetación hidrófila. Tratándose de ambientes que carezcan de vegetación hidrófila se utilizará, para la delimitación, la presencia de otras expresiones de biota acuática”. El marco legal jerárquico en nuestro ordenamiento jurídico lo constituye:

punteo

A modo de conclusión, es inevitable resaltar la importancia descrita, a lo largo del presente artículo, de los humedales para nuestro ecosistema, sin embargo para su protección detectamos cierta precariedad y dispersión legal.

En primer lugar, no existe un reconocimiento por alguna ley nacional, de la relevancia de los humedales para nuestro ecosistema, debemos encomendar dicha labor solo a lo señalado por la convención Ramsar, por lo tanto, no gozar con aquel reconocimiento como un bien jurídico, como se acostumbra proteger en derecho, no permite políticas públicas vinculantes para su protección normativa. Además lo disperso y sectorial de las normas referentes  a los humedales nos crea contradicciones e incluso daños permitidos por una misma ley, como es el caso de la Ley 18.450 sobre fomento de la Inversión Privada en Obras de Riego y Drenaje, al permitir que agricultores sean grandes o pequeños puedan intervenir estas reservas de agua para transformarlos en suelos “productivos”

Y desde un punto legal-administrativo, el Sistema de Evaluación Ambiental, por mucho que tengan competencia ambiental o se destinen recursos públicos para su operatividad, se ven superados por las presiones económicas y políticas que imponen los grandes proyectos sea: mineros, inmobiliarios, industriales que bajo su lógica extractivista, a como de  lugar, pretenden imponer su voluntad en desmedro de la protección que estos lugares merecen. “Simonetti resalta que, de hecho, una fracción significativa de nuestra economía depende del normal funcionamiento de la biodiversidad, sea pesca, agricultura y por cierto, turismo de naturaleza. Y que hoy, aun manteniendo una postura muy antropocéntrica, la Constitución Política de la República indica claramente, en su Artículo 19 (8) que es deber del Estado “tutelar la preservación de la naturaleza (…). Por tanto, debería existir un ordenamiento jurídico e institucional que velase por el cabal cumplimiento de esta obligación”.

Es importante potenciar el trabajo en nuestras comunidades en organización, educación y conciencia, para generar nuestras propias herramientas de protección y conservación de estos vitales y hermosos lugares que nos brinda la naturaleza, la tecnocracia mediante el estado y las leyes, brindan una escasa protección de los humedales, por el simple hecho de los intereses políticos y económicos que generalmente responden.

 IMG-20180105-WA0016

Autores
Natalia Rebolledo
Kevin Dayne

Para visitar Bibliografía: https://goo.gl/Fjbbem

Arte: “A los Pueblos Originarios”, un poema de Jesús Monti

En la primera entrega de la revista, en la sección de “Arte Chileno”, el poeta Jesús Monti nos cautivó con una hermosa dedicatoria a nuestros/as ancestros/as. El poema él lo sintió y dedicó a nuestras madres y padres de antaño, a las primeras hijas e hijos, arquitectos de la rica civilización que iluminó cordilleras, ríos, bosques, campos y mares en Abya Yala. Tras la llegada del colonizador-evangelizador mucha de esa riqueza se perdió. Aunque, el Espíritu persiste y ha resistido por siglos. Jesús Monti estudió Pedagogía General Básica y, probablemente, desde sus saberes y experiencia logra representar en cada uno de los versos de este poema, el sentir y pensar de muchos de nosotros/as. Sin más, les invitamos a disfrutar…

We Tripantu

“A los pueblos originarios”

Desde mi tez blanca, mi cabello rizado y mi adopción  extranjera,
desde el asfalto sin alma, que asfixió el corazón de tu Pachamama,
desde la mortaja ciencia occidental que enmudeció la tuya,
desde la aplanadora occidente que sepultó tu conciencia  total y entrañable,
desde mi pobre cosmogonía racional, que  cerró el cielo al relámpago de tu cosmovisión.
Desde este  lugar sesgado  que es mi sórdida  sociedad,
dejo caer el trueno de mi perdón a tu noble cultura.

Y denuncio  en mí y declaro perdón,
al crimen de no acoger tus lenguas,
ni enarbolar tu cinto,  ni diseminar tu bandera,
y de morderte las  entrañas, ¡oh pueblos!
Desgajando tus tierras con mi afán  profano y material.

Al alto atacameño que sus lágrimas  se llevó el loa,
y sus sueños quedaron llenos de polvo en las salitreras,
¡Pido perdón!

A la raíz del copihue enrojecida como su flor,
de  besar el cuerpo del  Mapuche abatido,
¡Pido perdón!

Al comunero que dono su cuerpo  en sacrificio,
para congregar los gemidos de su raza,
en una sola acción,  en una sola  voz,
¡Pido perdón!

Al Selknam perseguido, cazado, extinguido,
en manos del estanciero y su codicia bovina,
por el sudario a la fuerza contra su desnudes,
por su exterminio a una libra esterlina,
a Lola Kyepia y su último canto,
¡Pido perdón!

Por la ventosa estatal para sostener al isleño y trabar su libertad,
por ese turbio afán de nacionalizar Rapa Nui,
y succionar sus cielos, marketinizar su paisaje,
y acuartelar su alma Manutara en  jaula continental,
¡Pido perdón!

Pido perdón.
Perdón, por la espada o la cruz,
el calabozo o la fábrica, la razón o la fuerza, el progreso o la avaricia,
por todas las garras locales y extranjeras,
que de la América suya los quieren borrar,
¡Pido perdón!

Jesús Monti

Entrevista: ¡Rap pedagógico! con el artista chileno “Yntro”

 

En Memoria Colectiva nos interesamos por el “Arte Chileno”. Es por esto que en la primera publicación de la revista decidimos entrevistar al rapero chileno Yntro, quien con hechos nos ha demostrado su convicción social y política, desde el ejercicio de su arte y desde la pedagogía. Por lo que antes de leer la entrevista, te recomendamos darle click a este enlace para que puedas conocer en el acto su trabajo: Crónicas de Abya Yala – Inkarri

IMG_3284

Cuéntanos un poco sobre ti…

Bueno mi nombre artístico es Yntro, soy Profesor de Historia y Músico, nací en Santiago y hace 8 años vivo y trabajo en la Patagonia chilena, en la Región de Aysén he estado educando en Puerto Aysén, Coyhaique y actualmente Villa Mañihuales.

¿Qué variables en tu vida te conducen al arte, a la música y, específicamente, hasta el Hip-Hop?

El nacer y vivir toda la vida en el mismo barrio en La Florida, que fue una comuna en donde hubo una explosión de rap durante los noventa y en adelante, desde el barrio viene mi influencia musical y cultural.

¿Cuál es tu apreciación del arte chileno como artista y como profesor, en miras a la construcción cultural e identidad nacional?

Creo que el arte chileno siempre está en explosión y aprendiendo a gestionar sus propios espacios fuera de lo institucional, me gustaría un arte más comprometido con el pueblo y sus demandas, que no sea un arte por arte sino con un propósito y un trasfondo.

39foto-

¿Sientes que el arte que se expresa en Chile, en el contexto de la música, genera consciencia de clase, invita a la organización comunitaria o emancipa a la mujer y al hombre chileno?

Al menos en la música Rap se puede escuchar harto mensaje, es una de las razones por la que escogí este estilo musical, sumado a esto siempre en la cultura Hip Hop se desarrollan eventos que convocan a la comunidad y se realizan talleres para las nuevas generaciones.

¿Cómo percibes al Hip-Hop chileno y cómo te ubicas a ti mismo en esa percepción?

Creo que el Hip Hop chileno está pasando por un momento excepcional en su historia, se logró crear una escena under fuera de los medios de comunicación tradicionales y hoy en día numerosos grupos nacionales salen del país a mostrar sus trabajos y son reconocidos de forma internacional. Yo personalmente me ubico dentro de la cultura Hip Hop como un cultor que busca entregar un mensaje de conciencia sobre temas contingentes y principalmente realizo un trabajo de recopilación de la memoria del pueblo, en el sentido de indagar en las raíces de nuestros ancestros para traerlos al presente y presentarlos de formas atractivas e innovadoras.

Coméntanos sobre tu música, ideas, sensaciones y perspectivas contenidas en tus letras y ritmos. 

Una de las características claves de mi trabajo es la fusión de la pedagogía con la música, trato de enfocar mi trabajo musical como una proyección de mi rol de educador popular, el trabajo de ha poco se va nutriendo con la experiencia de vivir en la Patagonia y va tomando distintos matices.

IMG_1725

De tus creaciones y colaboraciones como artista, en el contexto de los históricos conflictos políticos, sociales y ambientales chilenos ¿qué nos recomendarías escuchar?

De mi trabajo más social recomiendo el disco que realizamos con Otrotuh el año 2012, llamado “Memoria y Conciencia” (Paren la mano), para conocer un rap más pedagógico recomiendo el Capítulo 1 de las “Crónicas de Abya-Yala” y mi música más personal recomiendo el disco recopilatorio Yntro 2000-2015.

¿Qué proyectos tienes en mente, en miras a la construcción cultural de un pueblo que necesita ser consciente de su historia, de sus virtudes y por sobre todo de sus necesidades políticas, sociales y culturales?

Muchos proyectos en realidad, en lo cercano continuar con las crónicas hasta un cuarto capítulo, esperando la publicación de un libro de décimas sobre la Región de Aysén por editorial Quimantú, y postulando más proyectos artísticos y pedagógicos para lograr un aprendizaje más didáctico y significativo.

¿En qué medios podemos encontrar tu arte, tu música, para oír, descargar y difundir?

www.cronicasdeabyayala.cl y en www.imperioh2.cl

caratulagob3

Opinión: “Sí a la energía eólica, pero no en cualquier lugar…”

“Sí a la energía eólica, pero no en cualquier lugar: conflicto entre el Parque Eólico Chiloé y la Comunidad”. 

Vane

Por Vanessa Durán SVocera Movimiento de Defensa Mar Brava Lacuy (MDMB), Ancud, Chiloé. Bióloga Ambiental. Diplomada en Ecología Social y Ecología Política.

 

Chiloé es reconocido por ser un archipiélago rico en patrimonio natural y cultural, siendo uno de los principales atractivos turísticos de Chile. Sin embargo, las características particulares de este territorio, comenzando por la condición de “isla”, han convertido a Chiloé en un lugar vulnerable ante la inminente industrialización. En materia energética, Chile se plantea como meta contar con una matriz en donde el 60% de la energía sea renovable no convencional (ERNC; eólica, solar, geotérmica, biomasa y mini hidroeléctrica) al 2035, meta impulsada por el ingreso a la OCDE en donde el país busca equiparar sus cifras a las de un país desarrollado. En este contexto la Isla Grande de Chiloé se ha convertido en un foco de proyectos energéticos que, con la falta de ordenamiento territorial del país, han ido en desmedro de la naturaleza y el bienestar humano. Un caso de lo antes mencionado es el surtido de parques eólicos que se presentaron a evaluación de impacto ambiental desde el año 2010 hasta el presente.

_D5A1819

“Que las ERNC no generen gases de efecto invernadero no implica que la instalación y operación de estas industrias energéticas  sea siempre sustentable”

La preferencia por las ERNC se justifica en una producción “limpia” o “verde” al no quemar hidrocarburos que liberen gases de efecto invernadero al ambiente (ej. CO2) durante la generación de energía, lo cual se considera un factor crítico para enfrentar el cambio climático, siendo una propuesta imperdible cuando hablamos de desarrollo sustentable de la sociedad. Si solo nos quedáramos con estos argumentos, nos veríamos obligados a decir siempre “sí a las energías renovables”, y parece ilógico que alguien cuestione el avance de las energías “limpias”. Sin embargo, el que las ERNC no generen gases de efecto invernadero no implica que la instalación y operación de estas industrias energéticas  sea siempre sustentable.

WhatsApp Image 2017-10-09 at 23.23.23

Y es que la sustentabilidad de cualquier tipo de proyecto se mide siempre en tres aspectos: el económico, el social y el ambiental. Un proyecto sustentable por ende debe ser perdurable económicamente, socialmente justo, y sin impactar el medioambiente, considerando siempre la participación de la comunidad en todas sus etapas.

Un caso interesante para analizar la sustentabilidad de las ERNC es el del Parque Eólico Chiloé (PECh), proyecto aprobado que pudiera instalarse en el sector de Mar Brava de Ancud, en la Isla Grande de Chiloé.

El PECh es un proyecto de 250 millones de dólares, de capital chileno-sueco de la empresa ECOPOWER, cuyos beneficios económicos no quedarán en el territorio ya que durante los 25 años de operación solo dará empleo a 8 personas, no aportando a la economía local. Socialmente, afecta a las comunidades del sector, quienes aprecian el lugar por su naturalidad y el desarrollo turístico en crecimiento, además de afectar las economías locales de pesca y extracción de machas, y sitios ancestrales de valor para las comunidades indígenas. Ambientalmente, se ubica en una zona heterogénea de playa, dunas y humedales, en la cual habitan y se desplazan miles de aves que colisionarán con los aerogeneradores. En este caso, la prueba de la sustentabilidad falla en todos sus ejes, y sorprendentemente hablamos de un proyecto aprobado por la institucionalidad ambiental chilena: el Servicio de Evaluación Ambiental.

La megaindustria PECh, es totalmente incompatible con el desarrollo que impulsan los habitantes de Mar Brava, lo que es ignorado por la industria quien ve el sector solo por el viento en m/s y los megawatts que podría generar, manteniendo su foco en el beneficio del pseudo progreso (económico) que se exporta hacia el continente, dejando los impactos negativos en el territorio en donde se emplaza. Debido a esto, desde el año  2010 el proyecto ha sido objeto de diferentes procesos de judicialización por parte de la comunidad chilota, recurriendo a Corte de Apelaciones, Corte Suprema e incluso a Tribunales Ambientales.  

1D5A1873

“El problema de los parques eólicos no es la fuente de generación (viento), sino la magnitud y ubicación de los proyectos”

Los antecedentes de la oposición de la comunidad al PECh, es un referente sobre cómo los proyectos mal ubicados y con escalas incongruentes con el territorio generan amplio rechazo social, que desemboca inevitablemente en largos procesos judiciales. Demostrando a su vez que las empresas generan proyectos sobre bases muy lejanas a las que podrían garantizar la sustentabilidad: sin consultas ciudadanas que den opción de rechazar la ubicación; visiones de desarrollo impuestas desde nivel central; entrega de información de manera parcial, engañando a la comunidad sobre supuestos  beneficios; acuerdos políticos que facilitan la entrada de la empresa al territorio; institucionalidad ambiental deficiente; desconocimiento de la vocación de uso del lugar por falta de ordenamiento territorial energético.

Chile se encuentra en un impulso a palos de ciegos de las ERNC, en una carrera por alcanzar cifras a cualquier costo, sin institucionalidad competente. Esto acusa la urgente necesidad de planificación territorial pero por sobre todo, del derecho a que sea la comunidad quien decida sobre el tipo de desarrollo que desea para su territorio, más allá del crecimiento económico del país. Por ahora, el proyecto Parque Eólico Chiloé continúa paralizado judicialmente por la comunidad.

Web

 

Enlace de interés: Video “Si tu te rindes, ellos se rinden: Salvemos Mar Brava”.
Para enterarte sobre actividades y colaborar sigue al movimiento en su página de facebook

 

Si amas y defiendes la naturaleza, ayúdanos compartiendo esta columna de opinión con tus amistades y en tus redes sociales.

Disponible para leer y descargar: Revista N°1

PORTADA


Amigas y amigos, ya se encuentra disponible para descarga la Revista N°1.

Léela aquí: Revista Memoria Colectiva –  N°1
Descárgala aquí:  Revista Memoria Colectiva N°1

¡Ahora Disponible para leer! Anexo – Entrevista Derechos Humanos y Migración: El caso de Joane Florvil
¡Ahora disponible para descargar! Anexo – Entrevista Derechos Humanos y Migración: El caso de Joane Florvil

Deseamos sea de utilidad y puedas disfrutarla.

Para más información o comentarios, puedes escribirnos a: rev.memoriacolectiva@gmail.com

Avance: una aproximación a la primera publicación de la revista

PORTADA
Quedando pocos días para la primera publicación de la Revista Memoria Colectiva, les invitamos a conocer parte de lo que será su contenido a través de la portada oficial.

Este próximo miércoles 17 de Enero haremos público el trabajo que hemos realizado durante los últimos meses. Queremos ser un aporte en la comprensión y solución de los conflictos socioambientales que enmarcan a Chile. Sabemos que el panorama político es complejo, como también sabemos que a través de la organización, articulación y de la colaboración mutua podemos transformar las realidades de nuestras comunidades y territorios.

Parte del contenido que podrás encontrar en esta revista apunta a un cambio de paradigma. Desde diversas experiencias y perspectivas, que apuntan hacia objetivos comunes, hallarás el espíritu o fundamento de esta primera publicación: la necesidad de un cambio psicosocial, es decir, un cambio individual (o interno) y colectivo (o externo) en sincronía. Distintos tipos de expresión podrán conducirte a ello, además de tu propia motivación y comprensión como actor social y como lector. Artículos, opinión, entrevistas, cuento y poesía, entre otros, son medios de comunicación desde los cuales deseamos puedas desarrollar conexión y participación activa con este proyecto que recién comienza.

Compartiremos también un avance de lo que serán dos artículos de la revista:

resumen humedalesresumen genero

Si quieres saber más, no dudes en escribirnos: rev.memoriacolectiva@gmail.com

 

Últimas entradas »